¿Cómo lo hacemos? PDF Imprimir E-mail

Origen    

Producto elaborado con uvas de las variedades tempranillo, garnacha, verdejo, airén, macabeo y albariño.
La edad media de los viñedos es de 20 años y se desarrollan sobre suelos con déficit hídrico, lo que potencia los aromas afrutados y concentra el sabor.
La elaboración del producto pasa por la fase de recolección de uvas de forma manual, la vinificación con maceración media y la fermentación en depósitos de acero.
Se obtiene un vino de bonito color cereza violáceo típico de la garnacha, de capa media que sugiere cuerpo y juventud.
En aroma se aprecian los fondos varietales con amplia sensación aromática y complejos aromas frutosos, con ligeros recuerdos a frutas del bosque.
De paso suave y redondo en boca, con un ligero carácter frutal, mantiene un perfecto equilibrio.
Un vino con gran suavidad y carnosidad al tomarlo
 

Proceso de desalcoholización

El vino de partida es filtrado  posteriormente precalentado en un intercambiador de placas desde los 2ºC hasta la temperatura de desalcoholización, que esta entre los 30ºC y los 35ºC
El vino pasa a una sección de separación y rectificación donde la presión se incrementa y se produce la separación entre el vino y el alcohol.
Mediante un sistema de recuperación se consigue reincorporar los aromas del vino, obteniendo un producto con todas las características del vino de partida excepto el contenido en alcohol.
La desalcoholización se realiza por un proceso físico, sin que intervenga ningún producto químico ajeno al propio vino, por lo que el resultado es un producto natural, saludable y de alta calidad.